domingo, 11 de octubre de 2009

Hablo de descontrol y sin embargo sólo tiemblo cuando te acercas demasiado. Y necesito palabras que aún no se han inventado para susurrarte al oído que todo lo que quiero tiene el color de tu piel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario